CONOCE ALMUÑECAR
Granada
HISTORIA
Almuñecar

La historia de Almuñécar se inicia en el año 1500 a. C, con la presencia de la cultura argárica de la Edad de Bronce. Con el paso del tiempo, el municipio ha sido un enclave codiciado por numerosos colonizadores desde los albores de la historia.

A finales del siglo IX, los fenicios colonizaron el territorio denominándolo Ex. Más tarde, en el siglo III a. C, los romanos denominaron a la floreciente ciudad Sexi Firmum Iulium, la cual exportaba a todo el imperio salazones de pescado y el preciado garum (pasta realizada con vísceras de pescado).

De su pasado fenicio-púnico dan fe la Necrópolis Laurita y la de Puente de Noy, mientras que de la época romana se conservan monumentos como el imponente Acueducto, los Columbarios de La Torre del Monje y La Albina, la Factoría de Salazones y la Cueva de Siete Palacios. Además, los árabes han dejado en la localidad una huella imposible de borrar, como es el nombre actual del municipio, que proviene de la denominación árabe Al-Munekab (fortaleza en la colina). Entre las estrechas e intrincadas calles del casco histórico, aún puede respirarse la esencia de la Almuñécar andalusí, cuyos pobladores fueron testigos del desembarco de Abderramán I, fundador del Emirato Omeya en el año 755. Las torres vigía que jalonan el litoral sexitano y el Castillo de San Miguel que corana la población son herencia de los casi ochocientos años de presencia musulmana en la zona.

Por último, los cristianos edificaron la Iglesia de la Encarnación y el Pilar de la Calle Real. A mediados del siglo XIX se construyó el Palacete de La Najarra y más recientemente las esculturas que embellecen la población, entre otras, el Monumento a Abderramán I, el Monumento a los Fenicios o la Puerta de Almuñécar en honor a Blas Infante.

Castillo San Miguel
PLAYAS
Costa Tropical

A lo largo de 19 Km. de litoral, Almuñécar cuenta con playas para todos los gustos y públicos: Playas urbanas, calas entre acantilados, playas de gravilla, playas de arena gris y negra, playas naturistas. Las playas ubicadas junto a los núcleos de población de La Herradura, Almuñécar, Velilla y Taramay, están dotadas de una amplia gama de servicios de accesibilidad, sanitarios y de vigilancia. Algunas de ellas han sido galardonadas en numerosas ocasiones con el distintivo de Bandera Azul. Asimismo son numerosas las playas entre acantilados, alejadas de los centros de población con fácil acceso a pie, otras son encantadoras calas muy demandadas por el visitante. Todas ellas son recomendables para el baño en cualquier época del año. Son 26 las playas del litoral de Almuñécar. Destacamos algunas de ellas (relacionadas según su situación geográfica de Oeste a Este):

Paseo playa Almuñecar

ACTIVIDADES
Naturaleza

Almuñécar y La Herradura cuentan con 19 Km de costa y gracias a la variedad del relieve, se alternan playas urbanas familiares y de fácil acceso con pequeñas calas de arena enmarcadas entre acantilados o peñones ideales por ejemplo, para los amantes del submarinismo, la fotografía submarina, del Snorkel… Las cálidas y cristalinas aguas del mar Mediterráneo son el escenario perfecto para la práctica de numerosas actividades acuáticas como el kitesurf, el padelsurf, windsurf, vela, motos acuáticas…

Si prefieres dar un paseo en barco, os recomendamos contactar con algunas de las empresas que organizan excursiones por el mar y visitar el Puerto Deportivo “Marina del Este”, diseñado en el más puro estilo mediterráneo que destaca por su aspecto acogedor.
Si eres un amante de la botánica y de la fauna, estás de suerte ya que al mismo tiempo que practicas el senderismo, haces rutas en bicicleta o das un paseo a caballo podrás observar una vegetación autóctona y aclimatada compuesta por ejemplo de adelfas, carrizo, cañas, palmitos, lentiscos y olivos, acebuches, almendros, higueras o ricinos (especie introducida en época romana que se explotaba junto con el famoso “Garum”), también usada como remedios medicinales sobre todo en los años 60, y por supuesto una gran variedad de subtropicales como el Ave del Paraíso con su espectacular floración, el mango, papaya, babaco, guayabo, el chirimoyo y el aguacate.Si lo tuyo es ir por aire, y conocer Almuñécar y La Herradura a vista de pájaro, contamos con diversos puntos de partida ideales para montar en parapente, ala delta o paratrike… si aún no estás decidido, ¡siempre puedes probar en un biplaza!

Cascada Maro-Cerro Gordo
Parapente Costa Tropical

Durante el día te proponemos visitar alguno de los centros de ocio, como por ejemplo el Parque de la Naturaleza “Peña Escrita”, el Acuario de Fauna Mediterránea, el Parque Botánico de El Majuelo, el Parque Ornitológico “Loro Sexi” y si tu visita es durante el verano no dejes pasar la oportunidad de ir al “Aquatropic”, un parque acuático de agua salada ideal para disfrutar en familia que hace las delicias de pequeños y mayores con sus toboganes, piscina de olas, el lago cascada o el kamikaze…
Si vienes con ganas de relajarte, Almuñécar y La Herradura cuenta con varias instalaciones de spa que realizan diversos tratamientos estéticos y de relax para combatir el estrés, aunque también puedes despejar la mente dando un paseíto por el centro, donde encontrarás tiendas y boutiques. Si te gusta ir a los mercadillos, aquí se celebran los viernes; y los domingos tenemos el rastro de segunda mano.

No puedes visitarnos y no salir a degustar nuestra exquisita gastronomía basada en gran parte en los frutos tropicales y en los productos del mar.
En Almuñécar hay una gama variada de establecimientos, por ejemplo restaurantes con cocina tradicional, otros de cocina más internacional o creativa, chiringuitos donde encontrarás el pescaito frito o los espetos de sardinas, bares de tapas…

LEYENDAS
Cuentos

Entre las muchas leyendas que rondan por Almuñécar, destacan 2 de ellas: La de la sirena y la del pozo.

  • Leyenda de la sirena:

Cuentan los ancianos que oyeron de sus antepasados que en Almuñécar vivió una mujer llamada Josefina que enviudó joven, enferma y con tan solo una hermosa hija de nombre Marina. Marina creció resignada y dedicada en cuerpo y alma al cuidado de su querida madre. Su única distracción, en el poco tiempo que le quedaba, era bajar a la playa y sentarse allí cada noche.

Ella, de belleza inigualable, rechazaba a todos y cada uno de los pretendientes del pueblo con la excusa de sus múltiples quehaceres para su madre Josefina. Sus salidas nocturnas hacia el mar cada noche la hicieron taciturna y pensante, su carácter era reservado y místico. Marina escuchaba el murmullo del romper de las olas y observaba el horizonte, donde se reflejaba la luz de la luna sobre el mar de estrellas de plata.

Las gentes la daban por loca e incluso llegó a oídos de su madre, hasta que un día le preguntó que cuál era el motivo de sus visitas a la playa, a lo que Marina le contestó que iba al encuentro de su amado, el mar. Josefina, extrañada sentenció que como siguiera así, se acabaría convirtiendo en pez.

Al poco, Josefina falleció y Marina, tras dar sepultura a su madre, bajó a la playa en una noche de luna llena, se desnudó y se metió en el mar, del que nunca volvió a salir.

Dicen que cada noche de luna llena de junio se ve sobre el Peñón la silueta de una joven y bella sirena tumbada observando el horizonte y poco después desaparecía en el agua. Sin duda, Marina se fundió con su amado mar.

  • Leyenda del pozo:

Antes de la Guerra Civil Española, radicales saqueaban y quemaban las iglesias, arrasando con todas las imágenes. Una mujer que estaba al tanto de lo ocurrido, decidió guardar y mantener a salvo la cara y las manos de la Virgen de los Dolores dentro de un pozo. Pasados los años y acabada la Guerra Civil, unas mujeres encontraron estas piezas. Gracias a la mujer que las escondió se mantuvo a salvo la reliquia de esta Virgen.

Casco Histórico
FIESTAS
Locales
Fuego artificiales
Login Form
Register Form